Declaración del Grupo de Lima
3 de mayo de 2019
Comunicado del Grupo de Lima
9 de mayo de 2019

Palabras del Viceministro de Relaciones Exteriores Jaime Pomareda en su ceremonia de juramentación

Señor Ministro de Relaciones Exteriores; señores miembros del Cuerpo Diplomático acreditado en el Perú; señor Secretario General; señores ex Ministros, ex Viceministros y ex Secretarios Generales; señores Directores Generales; estimados colegas; querida familia, mi esposa Susana, mis hijos Jaime y Andrea; señoras y señores; amigas y amigos todos. Agradezco, en primer lugar, los muy generosos comentarios de mis queridos colegas y amigos Néstor y Hugo, y me siento especialmente honrado y profundamente agradecido por la confianza que el señor Presidente de la República y usted, señor Canciller, han depositado en mí al designarme Viceministro de Relaciones Exteriores. Será un privilegio trabajar con un Canciller de la solidez profesional y experiencia del embajador Néstor Popolizio.

De manera especial quiero manifestar mi reconocimiento a la importante labor desempeñada por el Embajador Hugo de Zela como Viceministro y a lo largo de su carrera, cuyas especiales cualidades personales y capacidades profesionales lo hacen uno de los diplomáticos más valiosos de Torre Tagle. Es un verdadero honor y un particular reto suceder en el cargo de Viceministro a un colega de tan prestigiosa trayectoria.

Soy consciente de las dimensiones de mis nuevas responsabilidades y desafíos, pero asumo este importante encargo con la naturalidad con la que he querido llevar todos los actos de mi vida.

Ante ustedes, expreso mi pleno compromiso con los objetivos destinados a promover y proteger los intereses del Perú en el exterior, siempre en cumplimiento de los lineamientos impartidos por el señor Presidente de la República y liderados por el señor Canciller.

En este sentido, permítanme realizar algunas menciones generales referidas a la labor de la Cancillería en el plano externo, que continuaremos apoyando; tal como lo ha mencionado el señor Canciller, este es un trabajo en equipo en el cual participamos todos.

En primer lugar, es importante seguir trabajando por consolidar nuestro relacionamiento con los países vecinos, que demandan nuestra atención prioritaria, ampliando nuestra temática bilateral e intensificando la seguridad y el desarrollo de las zonas fronterizas.

Además de fortalecer los vínculos con nuestros socios tradicionales en América y Europa, es importante seguir ampliando la relación con la región Asia Pacífico e incrementar nuestra presencia en Centroamérica y el Caribe, utilizando el otorgamiento de cooperación técnica como instrumento de política exterior.

Buscaremos, asimismo, tener más presencia en el África y el Medio Oriente, con la finalidad de aprovechar las oportunidades que ofrecen estos países en términos comerciales, económicos y financieros.

Ustedes saben que gran parte de mi carrera ha transcurrido en el área económica, y en ese sentido, creo que esa experiencia puede contribuir a fortalecer claramente la relación con los países y organizaciones, en las cuales el componente económico es el predominante en esa linea, La continua participación en los procesos de integración regional constituye una prioridad para la política exterior, habiéndose obtenido con ello resultados concretos en beneficio de los ciudadanos.

Este año, como lo ha mencionado el señor Canciller, es especialmente importante al haber asumido el Perú, la Presidencia Pro Témpore de la Comunidad Andina y de la Alianza del Pacífico, procesos que realizarán sus respectivas cumbres en los meses de mayo y de julio.

Del mismo modo, el Perú volverá a tener la presidencia del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas en julio próximo, lo que se aprovechará para desempeñar un rol instrumental nuevamente en el tratamiento de los asuntos de paz y seguridad internacionales.

Asimismo, se continuará participando activamente en la Organización de Estados Americanos y los diferentes organismos internacionales de los cuales el Perú forma parte, con la finalidad de promover y defender los intereses permanentes y coyunturales de nuestra política exterior.

Del mismo modo, seguiremos trabajando en forma coordinada con la Presidencia del Consejo de Ministros, el Ministerio de Economía y Finanzas y el Congreso de la República, así como los demás sectores nacionales, para acelerar el proceso de adhesión del Perú a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

Sin descuidar este trabajo diplomático constante en nuestra proyección externa, no permanecemos indiferentes frente a situaciones como la grave crisis que hoy sufre Venezuela, provocada exclusivamente por el régimen ilegítimo y dictatorial de Nicolás Maduro, que ha ocasionado el colapso del país y generado el éxodo masivo de su población, con severas repercusiones humanitarias, sociales y económicas para el Perú y para la región. La Cancillería peruana, como ustedes conocen, ha asumido a través del Grupo de Lima, un rol de liderazgo para conseguir el retorno a la democracia a Venezuela, empeño que hoy, con claro compromiso, me corresponde acompañar.

Quiero culminar mis apreciaciones sobre nuestro accionar externo, con un tema de la mayor importancia, que es asegurar a nuestras comunidades de migrantes, que se continuarán realizando los mayores esfuerzos para mejorar cada día el apoyo y los servicios que se les brinda a los millones de peruanos que viven en el exterior.

En el plano interno, en la Cancillería, en este Ministerio, mi trabajo estará marcado con una orientación de apertura y de inclusión, enfocándonos en la igualdad de oportunidades, la no discriminación, respetando los derechos individuales y colectivos, fomentando un ambiente libre de abuso y hostigamiento y manteniendo una postura de tolerancia cero frente a actos de corrupción.

De manera muy especial, con profunda convicción, apoyaré con decisión y entusiasmo los esfuerzos porque todas las mujeres de este ministerio vean sus derechos preservados, se sientan visibles y reciban el trato justo y diferenciado necesario que les permita un desarrollo laboral pleno, y así superar las limitaciones que el machismo les ha impuesto histórica y culturalmente.

Si bien se han registrado avances en estas políticas, queda mucho camino por recorrer en el campo de su implementación y, sobre todo, asimilación por parte de la sociedad, no quiero dejar de mencionar, como también lo señaló el Canciller, el proceso de modernización de la Cancilleria, el que continuaré impulsando, basándonos en los principios que nos han permitido forjar el prestigio internacional del cual gozamos, y rescatando aquellas tradiciones que sean vigentes y valiosas. Este proceso deberá además incluir la incorporación de las más modernas herramientas tecnológicas y de gestión, que doten a la Cancillería y a las Misiones en el exterior y a las Oficinas Desconcentradas de la capacidad necesaria para enfrentar los retos futuros,

Nuestra eficiencia y productividad no debe descansar en capacidades individuales, sino en procesos de gestión pública previsibles y estructurados.

Tengan la seguridad que, trabajando en equipo con el señor Canciller y el señor Secretario General, procuraremos consolidar un Ministerio que ofrezca a su personal un buen ambiente laboral, en el que se privilegie la meritocracia, la eficiencia y la calidad de vida.

Es por ello que invoco al Servicio Diplomático y al personal administrativo, contratado y de servicios, que formamos parte de esta gran familia que es Torre Tagle, para que trabajemos juntos de manera solidaria y cohesionada.

Soy consciente que, más allá de mis deseos por mejorar nuestra institución, no lo podré lograr si no cuento con los aportes y la colaboración comprometida de todas y todos ustedes, especialmente de las generaciones mas jóvenes.

Por último, en mi calidad de Jefe del Servicio Diplomático de la República, quiero decir a mis colegas de todas las categorías, que debemos ser conscientes siempre del importante rol que desempeñamos en la construcción continua de nuestro país y sentir el orgullo de pertenecer a una institución que trabaja por contribuir a la grandeza de la patria y al bienestar de su gente. Quiero decirles también a mis colegas que cuentan con todo mi apoyo para atender sus preocupaciones y también sus necesidades, pero al mismo tiempo que tengan la seguridad que requeriré de ustedes autenticidad, compromiso, lealtad y mucho trabajo.

Finalizo estas breves palabras reiterando mi firme voluntad de servicio al país y de colaboración estrecha y leal con el señor Canciller para lograr los objetivos de política exterior y el fortalecimiento del Ministerio y del Servicio Diplomático del Perú.

Muchas gracias.

Jaime Pomareda
Viceministro de Relaciones Exteriores

Ministerio de Relaciones Exteriores del Perú

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¡¡ Apúntate !!

Mantente informado/a de las novedades.




Send this to a friend